dimarts, 20 d’octubre de 2015

Dime, Selene




                          

Dime, Selene, qué quieres
guardiana  indolente de la noche? 
Desvélame tu íntimo deseo.
Nadie oirá de mi ningún reproche,
me  basta con tu luz, con que me alumbres
y mezas mis atávicas costumbres
de eterno y ya senil enamorado.
Podré vivir sin sol si me lo pides,
 bañarme  sólo en tu reflejo plateado
o morir cual siervo fiel, si lo prefieres.

                            Joan Gimeno.   Montrodon, juliol 2015

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada